Los esfuerzos por el bien social y las raíces del mal…

Pitalito como referente regional y su necesaria cooperación ciudadana por el bien general.

Al cierre del 2018, es el tercer año de gobierno de los actuales alcaldes en Colombia, les resta este último año para terminar su periodo constitucional, cada mandatario tiene creada una imagen real de lo que ha logrado para bien de sus gobernados, el dilema en cuestión es ¿Cumplió?. ¿No cumplió?. Desde luego todo análisis debe hacerse comparado con el respectivo Plan de Desarrollo que cada uno inscribió como candidato y presentó a su comunidad como propuesta de gobierno, con la que obtuvo el ser elegido gracias al apoyo de sus electores en pleno ejercicio democrático. Empecemos a observar la gestión y logros de los mandatarios en nuestra región sur del Huila, escuchando conceptos de la gente y observando los resultados sobre la base de su propuesta de gobierno, por la que el pueblo eligió, iniciando por el Municipio de mayor incidencia en la región, que maneja más presupuesto, registra mayor desarrollo productivo y de infraestructura, obviamente con mayor cantidad de situaciones por resolver, es decir, hay una premisa, gobernar a Pitalito es más complejo que gobernar en cualquier otro municipio de la región.

Miguel Antonio Rico Rincón, fiel a su personalidad de líder formado desde la base de cuna campesina, es un buen hombre y buen ciudadano, se ha dicho mucho de él, ese juego de la política al que no me quiero asomar, ha logrado mucho por enlodar su nombre, quienes no pudieron aceptar los resultados electorales y personas que bajo las sombras pretenden a su manera, imponer ley, lo cual es impermisible en este pueblo que se transforma en ciudad, que registra gran desarrollo en los últimos años y que en su mayoría de habitantes es gente buena.

El mandatario laboyano ha demostrado ser un hombre consecuente con su pueblo, trabajador y de buenos principios. Como alcalde, Miguel Antonio Rico Rincón es un mandatario también de buenas intenciones y buenos principios, pero está mal rodeado, tiene entre su equipo funcionarios que son verdaderos camaleones, cuyo color lo adoptan del lugar donde están parados; con enorme capacidad de convencer sobre sus apariencias, personajes que ante la comunidad actúan con ínfulas de dictador, se auto conciben como el alcalde detrás del alcalde, alguien les define como “El rey de las sombras” a juzgar por el provecho personal, el CVY y las mangualas, tenemos que aceptar que en Pitalito sí hay alcalde detrás del alcalde.

Lograr importantes recursos para financiar obras de desarrollo para Pitalito, dice bien de Miguel A. Rico, asumir su papel de alcalde sin denigrar, no gobernar con el pasado como referente, es otro punto a su favor y las buenas relaciones con el concejo Municipal como coadministradores del Municipio, son a nuestro juicio tres virtudes del actual mandatario laboyano, junto a muchas otras y sus respectivos desaciertos, que como humano también los tiene. También hay personajes que llegaron bajo el mérito de desdibujar la imagen y labor de otros, que sí eran verdadero equipo del mandatario, llegaron apoyados por el dictador y las mangualas, hoy dicen por allí, que estos personajes, que bajo el concepto de funcionarios públicos se deben a la gente, sienten que ya no cabe entre las ropas, (tallas de cerdo no es fácil conseguir) éste, el mismo personaje que en algún momento se ubicó en el grupo de señaladores del hoy alcalde y su equipo, ahora camuflado, pretende que se le crea que siempre fue de este equipo, su método le ha dado resultado, lleva 4 periodos de alcaldía y si le siguen su juego allí se perpetuará a consta de seguir manipulando, Pues del equipo Miguel Rico no lo fue, pero sí de otros equipos políticos y cuando se sintió desenmascarado, inventó amenazas en su contra, puras mentiras, así neutralizó la versión de otro colega de imagen perversa, que publico por redes sociales fotos de una reunión privada entre contradictores del entonces alcalde electo de Pitalito, en la que participó como promotor, pero manipulo al publicador de la nota, hasta hacerlo que borrara esa información.

En un ambiente así es muy difícil, por más buenas intenciones que tenga el alcalde laboyano, se quedó sin apoyos leales en medio de tantas conveniencias, ahora, cuando se empiecen a definir los equipos de cara a las próximas contiendas electorales y a perfilarse el próximo mandatario, estos camaleones mostraran quienes son, y casi seguro, saldrán corriendo (como Rs) sin que les importe, si dejan el barco a la deriva, buscarán acomodarse según la conveniencia a la que ya están acostumbrados.