,

Paraíso en el mar caribe, San Andrés Islas

Territorio pluricultural de Colombia que convive con la biodiversidad marina.

 A 700 kilómetros de la costa continental colombiana se encuentra la isla de San Andrés, un pequeño paraíso en el que las influencias de ingleses, españoles, piratas y corsarios se mezclaron para dar como resultado una cultura rica que se mueve al son del reggae.

Destino perfecto para disfrutar de playa, practicar deportes náuticos, bucear y hacer ecoturismo, aquí hay influencia de holandeses, españoles, ingleses y africanos: de ahí la multiculturalidad de los isleños. Cerca de cuarenta sitios para bucear; playas de arena blanca y suave; un mar azul, verde y de tonos lila. A las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, llegan viajeros de todo el mundo en busca de estas postales perfectas para comprobar que en la brisa, en los cocoteros y en las sonrisas despreocupadas de sus habitantes vive la alegría de Colombia.

Desde el avión, la tarjeta de presentación de San Andrés es su mar de siete colores que alberga peces coloridos y corales rebosantes de vida que encantan a los viajeros. Después de una tarde de playa y compras en el puerto libre, la noche se presenta con fuerza para llenar de música y baile el ambiente, pocos logran vivir la San Andres rural porque poco se da a conocer, opacada por la San Andrés turística, vista y promovida en las calles se oye hablar creole: mezcla de inglés isabelino, español y dialectos africanos; también hablan español e inglés moderno, así que la comunicación con los viajeros es muy sencilla. Esta reunión cultural dejó una huella en la música entre la cual se encuentran el reggae, reggaeton, raga, soca, calypso, merengue, vallenato y salsa.

En las islas del archipiélago, que cuenta con la Reserva de la Biosfera Seaflower, declarada por la UNESCO, los turistas se asombran con los colores de la vida submarina; se divierten y nadan en piscinas naturales que las olas han esculpido en las rocas y saborean platos preparados con lo mejor del Caribe: langosta, pargo, cangrejo, caracol y mucho más. Después de quince minutos a bordo de una lancha que levita sobre las aguas tranquilas del mar de San Andrés, Colombia, los turistas disfrutan de la isla famosa por sus playas y Coco Locos: Johnny Cay. Playas de arena blanca que abrazan el verdor de las palmeras; bajo ellas una sombra fresca en la cual se prueban exquisitas mojarras fritas con plátano y deliciosos cocteles.

La playa es perfecta para caminar hasta darle la vuelta a la isla. Sobresalen exóticas formaciones coralinas que hacen hermosos pozos de agua que reflejan el cielo azul, hasta fundirse con el mar. Nadar entre mantarrayas, practicar snorkel y bucear en arrecifes de coral que permiten una visibilidad que supera los treinta metros son planes que encantan quienes vienen a las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina en Colombia. Disfruta de fiestas como Festival de la luna, Las fiestas patronales y Festival del cangrejo. Bajo el cielo azul, el descanso se mezcla con las numerosas actividades que invitan a los viajeros a vivir el estilo isleño.