Desierto de la Tatacoa un encantador lugar que debes conocer

Escenario natural atractivo de Colombia.

La Tatacoa, es la segunda zona árida más extensa de Colombia después de la península de la Guajira, escenario natural atractivo de Colombia que ocupa 330 kilómetros cuadrados de tierra de color rojizo con pincelazos verdes de los cactus.

El Desierto de la Tatacoa tiene dos sectores de colores característicos: ocre en el sector del Cuzco y gris en la zona de Los Hoyos. La Tatacoa o Valle de las Tristezas, como le llamó el conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada en 1538, por los rastros de deterioro que notó en su territorio, no es justamente un desierto, sino un bosque seco tropical. El nombre “Tatacoa” se lo dieron los españoles, remitiéndose a las serpientes cascabel y no, a las culebras inofensivas de color negro.

Las regiones más destacadas son: las Lajas, el Cuzco, el Cardón, Doche, San Nicolás, los Hoyos y la Venta. Curiosamente, su nombre también se lo dan en esta zona del departamento a las serpientes cascabel, a diferencia de otras regiones del país, en donde llaman tatacoas a serpientes inofensivas de color negro. Según escritos científicos, la Tatacoa, en el Período Terciario fue un jardín con miles de flores y árboles que poco a poco se ha ido secando para convertirse en desierto. Esta silenciosa región semiárida de aspecto fantástico está habitada por algunas familias que pastorean cabras y ganado vacuno y obtienen el agua de moyas que cavan en la tierra. La temperatura es alta durante el día y benigna durante la noche.

Junto con San Agustín y Tierradentro, la Tatacoa es uno de los destinos turísticos más destacados del Huila. Es una región semiárida localizada al norte del Departamento del Huila, a 38 kilómetros de Neiva la ciudad capital del Huila en Colombia y a solo 10 kilómetros de Natagaima en el Tolima. Es un rico yacimiento de fósiles y gran destino turístico. Geografía Es un paisaje geográfico compuesto por formaciones geológicas. Su área comprende una extensión de 330 kilómetros cuadrados. Ubicado cerca de la zona urbana del municipio de Villavieja. A 3°13' de Latitud Norte y 75°10' de Longitud Oeste.

Zona muy erosionada y cruzada por cañones secos que se forman en los meses del invierno transitorio. Estas misteriosas formas se crean sobre superficies arcillosas, generando en el paisaje cárcavas laberínticas que alcanzan hasta 20 metros de profundidad. Flora y Fauna. En la Tatacoa, existe mucha erosión, poca vida animal y vegetal que se adaptó a las condiciones mínimas de humedad y a las altas temperaturas. Las plantas de esta zona se adaptan a las condiciones climáticas desarrollando raíces horizontales hasta de 30 metros y raíces verticales de 15 metros de profundidad que les facilitan acceso al agua.

Allí se encuentran: tortugas, roedores, serpientes, arañas, escorpiones, águilas, lagartos y tigrillos que comparten espacio, escondiéndose en la tierra seca y entre los cactus que alcanzan los cuatro y cinco metros de altura. Observación Astronómica El desierto de la Tatacoa, lugar privilegiado geográficamente por su ubicación a 3º13' de Latitud Norte y 75º10' de Longitud Oeste. Desde allí, se puede: Observar las 88 constelaciones,Realizar recorridos por los diversos objetos,Apreciar fenómenos como lluvias de meteoros.

Adicionalmente a las excelentes condiciones geográficas y atmosféricas perfectas para la observación de los cuerpos celestes, la Tatacoa no cuenta con polución lumínica ni auditiva.

Por lo que llama la atención de los turistas que pernoctan allí, quienes desean disfrutar del silencio, del paisaje y de la tranquilidad del lugar. Las maravillas del cosmos se pueden contemplar gracias al moderno Observatorio Astronómico, a la cantidad de noches despejadas y a la poca humedad del aire de la Tatacoa o "Valle de las Tristezas". 

En la Tatacoa no hay restaurantes, pero hay algunas tiendas donde se consiguen productos para la estadía. Son de familias del lugar, las que prestan el servicio de alimentación con platos de la región a costos muy económicos. Se acampa en las inmediaciones del observatorio y de las viviendas. En Villavieja hay restaurantes, almacenes y servicio telefónico. El desierto de la Tatacoa brinda a sus visitantes un espectáculo visual con sorprendentes paisajes.